¡Vayan a todo el mundo a llevar el Evangelio! El Papa a los miembros del Camino Neocatecumenal

2015-03-06 Radio Vaticana

 

(RV).-  La mañana de este viernes el Santo Padre Francisco mantuvo su tradicional encuentro con los miembros del Camino Neocatecumenal, recibidos en el Aula Pablo VI del Vaticano, quienes fueron reconfirmados en su misión y que partirán hacia Europa, América, Asia y Oceanía a llevar el Evangelio, para una nueva implantatio Ecclesiae, es decir, una nueva presencia de la Iglesia, allí donde la Iglesia no existe o no puede llegar a la gente.

Son 200 las familias que parten en misión. Cada una de estas ‘familias’ está constituida por un presbítero y por tres o cuatro familias con numerosos hijos, también grandes, que harán presente una comunidad cristiana.

“La tarea del Papa es la tarea de Pedro: es la de confirmar a los hermanos en la fe. Así, también ustedes han querido con este gesto pedirle al Sucesor de Pedro confirmar su llamada, sostener su misión, bendecir su carisma. Y yo hoy confirmo su llamada, sostengo su misión y bendigo su carisma. ¡Y lo quiero hacer!” “Irán en nombre de Cristo a todo el mundo a llevar su Evangelio: ¡Que Cristo los preceda, Cristo los acompañe, Cristo haga cumplir aquella salvación de la cual son portadores!”

Tras reafirmar que el encuentro de hoy es un envío misionero, en obediencia a lo que Cristo nos ha pedido, el Papa manifestó su alegría de que la misión se desarrolle gracias a familias cristianas que, reunidas en comunidad, tienen “la misión de dar los signos de la fe que atraen a los hombres a la belleza del Evangelio”, según las palabras de Cristo: «Ámense como yo les he amado; en esto todos reconocerán que ustedes son mis discípulos», (cfr Jn 13,34), y «Que todos sean uno… para que el mundo crea» (cfr Jn 17,21).

Un testimonio de vida que manifiesta el corazón de la revelación de Cristo es decir, “que Dios ama al hombre hasta entregarse a la muerte por él y que ha sido resucitado por el Padre para darnos la gracia de donar nuestra vida a los demás”, dijo el Pontífice. De este gran mensaje, observó el Sucesor de Pedro, el mundo de hoy tiene una extrema necesidad: “¡Cuánta soledad, cuánto sufrimiento, cuánto alejamiento de Dios en tantas periferias de Europa y de América y en tantas ciudades de Asia! ¡Cuánta necesidad tiene el hombre de hoy, en toda latitud, de sentir que Dios lo ama y que el amor es posible”

La fuerza de dejar todo y de partir hacia tierras lejanas gracias a un camino de iniciación cristiana. Reconociendo esta fuerza como don de la Providencia a la Iglesia de nuestro tiempo, y recordando también el reconocimiento que del Camino Neocatecumenal hicieron sus Predecesores, el Papa señaló las tres dimensiones de la Iglesia que son la Liturgia, la Celebración, y la Comunidad como dones que el Señor ha prodigado a estas familias; un consuelo que “confirma que el Espíritu de Dios está vivo y operante en su Iglesia, también hoy, y que responde a las necesidades del hombre moderno”.

Reiterando la necesidad que tiene la Iglesia de pasar de una pastoral de simple conservación a una pastoral decididamente misionera (cf. ibid., N. Evangelii gaudium, 15) para una implantatio Ecclesiae, una nueva presencia de Iglesia, allí donde la Iglesia no existe o ya no es capaz de llegar a la gente, el Papa los confió a la intercesión de la Santísima Virgen María, que inspiró el Camino Neocatecumenal y les impartió su Bendición Apostólica.

(GM – RV)

 

TEXTO COMPLETO Y VIDEO DE LA AUDIENCIA

 

8 + marzo + 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.