El 10 de junio, misa de acción de gracias con toda su comunidad en el Seminario de Moncada, presidida por el cardenal Cañizares, a las 17 horas

VALENCIA, 18 MAY. (AVAN).- El instituto de vida consagrada “Iesu Communio”, erigido en 2010 en la diócesis de Burgos, donde cuenta con más de 200 jóvenes religiosas de vida contemplativa, de las que más de 20 son valencianas, ha elegido la diócesis de Valencia para abrir su primera comunidad fuera de Burgos, según ha anunciado el propio instituto de vida consagrada en un comunicado.

“A todos los que nos amáis, os comunicamos la alegría de que Dios abre a `Iesu Communio´ un nuevo camino. Nuestra primera fundación será en la diócesis de Valencia, en el pueblo de Godella”, según indica el comunicado.

El Arzobispado de Valencia ha confirmado que el lugar en que se establecerá la comunidad de “Iesu Communio” es el antiguo monasterio de las religiosas Salesas de Godella y que la misa de acción de gracias con las religiosas tendrá lugar el próximo 10 de junio, a las 17 horas, en el Seminario de Moncada, presidida por el cardenal Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

“Os pedimos una vez más vuestro apoyo y colaboración. ¡Os necesitamos tanto…! Y también la nueva casa estará abierta ese día para cuantos queráis visitarla”, añaden las religiosas en su comunicado.

“Encomendamos nuestras vidas y esta obra de su Hijo a la protección de la Madre de los Desamparados”, concluye el comunicado.

“Iesu Communio” es un instituto religioso femenino de derecho pontificio, integrado por 206 jóvenes religiosas, de ellas más de 20 procedentes de Valencia, y dedicadas a la oración y a hacer apostolado. Está constituida por una sola comunidad en dos sedes diferentes, Lerma y La Aguilera, en Burgos.

El Arzobispado de Valencia les ha ofrecido el monasterio de Godella, cuya comunidad de religiosas salesas había dejado el pasado mes de marzo el monasterio al trasladarse a Madrid. Las salesas participaron también en una misa de acción de gracias el pasado 12 de marzo que presidió el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

Las religiosas de “Iesu Communio” han anunciado que “deberán realizar algunas obras de mejora para cumplir la ley y adaptarse a la nueva realidad”, según fuentes del propio instituto de vida consagrada, que confían en que pueda establecerse en Godella una comunidad de 50 religiosas para lo cual deberán ampliar las celdas del monasterio en los próximos meses. (AVAN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.