A iniciativa del Cardenal, que ha creado también una comisión diocesana de ayuda a refugiados y cristianos perseguidos

VALENCIA, 3 SEPT. (AVAN).- La archidiócesis de Valencia ha empezado a acoger en viviendas del propio Arzobispado a familias inmigrantes desplazadas por la crisis migratoria en el Mediterráneo.

De igual modo, en el Arzobispado ha sido creada la Comisión Diocesana de Ayuda a Refugiados y Cristianos Perseguidos, en la que participan responsables de Cáritas diocesana de Valencia así como de diferentes órdenes y congregaciones religiosas.

Ambas iniciativas han sido decididas por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, “que dispuso la creación el pasado mes de julio de la comisión diocesana de ayuda `ex profeso´ ante esta catástrofe humanitaria”, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes del Arzobispado.

De esta manera, cinco familias llegadas a Valencia han sido alojadas en las últimas semanas en otros tantos pisos del Arzobispado, que han sido convenientemente acondicionados.

Además, a través de las vicarías episcopales, el Arzobispado está consultando también a todas las parroquias de la diócesis para conocer su disponibilidad de viviendas en las que puedan ser alojadas más familias de desplazados, según las mismas fuentes.

“Estamos desbordados, urge la implicación de familias y parroquias”

“Estamos impresionados y desbordados ante la que es la mayor crisis migratoria en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”, según ha señalado a la agencia AVAN el sacerdote Olbier Hernández, director del Secretariado Diocesano de Inmigrantes y Refugiados.

“Necesitamos motivar a las familias y a las parroquias para que se impliquen en esta ayuda urgente a los refugiados, a la que nos convoca también nuestro Arzobispo desde que tomó posesión de la archidiócesis”, ha precisado. (AVAN)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.