Aunque Valencia tuvo obispos desde la dominación romana

VALENCIA, 28 AGO. (AVAN).- El cardenal Antonio Cañizares, cuyo nombramiento como arzobispo de Valencia ha sido hecho público hoy, ocupa el lugar cuadragésimo quinto en la serie de arzobispos que ha tenido la diócesis de Valencia desde que fue elevada a sede metropolitana en 1492 por el papa Inocencio VIII, y el sexagésimo desde la Reconquista de Valencia por el rey Jaime I en 1238.

No obstante, en el episcopologio valentino se hace constar que Valencia “tuvo sus obispos ya en la época romana, como lo han demostrado restos arqueológicos, pero se desconoce por completo quienes fueron”, según han indicado a la agencia AVAN fuentes del Arzobispado.

Con los reinos visigodos, hay constancia histórica de un total de 11 obispos, de los que el primero del que se tiene noticia es de Justiniano, que gobernó la diócesis al menos entre 531 a 546. El último de los obispos de la etapa visigoda es Witisciclo, que vivió en el 693.

Durante la dominación árabe “apenas queda rastro de los obispos que, indudablemente, tuvo Valencia en ese tiempo”, según las mismas fuentes. Así, “hay memoria de un prelado que murió en Bari en 1087, en peregrinación a Jerusalén, y de otros dos, Alat Almarian y Cahoc, que según la Crónica General y Crónica del Cid, respectivamente, son contemporáneos del Campeador y estaban al frente de la diócesis antes de que conquistara la ciudad por primera vez”, han precisado las mismas fuentes.

Se da la circunstancia también de que dos arzobispos de Valencia fueron elegidos Papas también y simultanearon ambas responsabilidades. Se trata del Alfonso de Borja, que en 1429 fue elegido arzobispo de Valencia, más tarde fue designado Cardenal y en 1455, al ser designado Papa, con el nombre de Calixto III, retuvo durante la sede valentina hasta su muerte ocurrida tres años después en 1458.

También su sucesor, Rodrigo de Borja, que asumió la diócesis de Valencia en 1458, fue elegido Cardenal y luego Papa en 1492 con el nombre de Alejandro VI. Mantuvo la sede valentina hasta su muerte en 1503 aunque la dejó en administración a los tres arzobispos siguientes, César Borja, Juan de Borja y Pedro-Luis Borja y Lanzol, todos ellos también cardenales.

Obispos de Valencia declarados santos por la Iglesia

Los pastores de la diócesis de Valencia beatificados o canonizados son San Eutropio, de finales del siglo VI; Santo Tomás de Villanueva, arzobispo de Valencia de 1544 a 1555; San Juan de Ribera, que fue su titular de 1569 a 1611; y el cardenal Ciriaco María Sancha, arzobispo de Valencia de 1892 a 1898, que fue beatificado en 2009.

Además, el 27 de junio de 2011 el papa Benedicto XVI firmó el decreto de “virtudes heroicas” de monseñor José María García Lahiguera, arzobispo de Valencia de 1969 a 1978. Precisamente fue monseñor García Lahiguera quien confirió la orden sacerdotal en 1970 al cardenal Antonio Cañizares, arzobispo electo de la diócesis valentina.

Por último, el 8 de abril de 2013 monseñor Carlos Osoro anunció la apertura de la causa de canonización del que fuera también arzobispo de Valencia entre 1946 y 1966 Marcelino Olaechea y Loizaga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.