2014-08-22 Radio Vaticana

(RV).- Este jueves, el Papa Francisco ha llamado por teléfono a los padres del reportero estadounidense James Foley, asesinado bárbaramente por los militantes del estado Islámico en Iraq, para expresarles su dolor y su cercanía.
Según ha referido el padre jesuita estadounidense James Martin, los padres de Foley, que viven en Richmond en el New Hampshire, están conmovidos y son gratos al Santo Padre por su interés.
James Foley, de 40 años, católico, había estudiado en la Marquette University de los Jesuitas, en el estado americano del Wisconsin y con ellos había permanecido siempre en contacto, informándoles de sus desplazamientos en zonas de guerra, de las misiones humanitarias de las cuales formaba parte, pero sobre todo, pedía que lo acompañaran con la oración. Precisamente el Rosario – como confesó en una carta – lo había salvado en los meses de reclusión, primero en Libia y luego en Siria, donde había sido secuestrado en el 2012.
La madre de Foley, ha afirmado que está orgullosa de su hijo y del coraje que ha demostrado sacrificando su vida para mostrar al mundo el sufrimiento de aquellos pueblos y ha lanzado un suplicante llamado a los secuestradores para que perdonen la vida de los otros rehenes.
La Universidad de los Jesuitas ha organizado para el próximo 26 de agosto una ceremonia religiosa en su memoria. El director de la oficina de prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi, ha subrayado el evidente significado del consuelo espiritual a la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.