2016-04-23 Radio Vaticana

(RV).-  Las columnas de la Plaza de San Pedro acogieron la mañana del sábado 23 de abril un improvisado e inmenso «confesionario», cuando inesperadamente llegó el Papa Francisco para confesar a algunos chicos y chicas: fue así el sorpresivo recibimiento del Obispo de Roma a los miles de adolescentes que de toda Italia y del mundo siguen llegando hasta este lugar para celebrar el Jubileo dedicado a ellos y que se prolongará hasta el 25 de abril. Tres días intensos  de oración, confesión, peregrinación a la Puerta Santa de San Pedro, pero también momentos de fiesta y división en el marco del Año Santo de la Misericordia. El tema del evento jubilar, reservado a chicos y chicas de 13 a 16 años (los muchachos más grandes tendrán su Jubileo a finales de julio en Cracovia con la Jornada Mundial de la Juventud) es: «Crecer Misericordiosos como el Padre». En Roma se esperan estas horas a más de 70 mil participantes.

Según ha explicado el Padre Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, las confesiones realizadas la mañana de este sábado, se llevaron a cabo de un modo sencillo, «los sacerdotes y los penitentes estaban sentados en sillas colocadas de dos en dos, a lo largo del brazo de columnas de la Plaza de San Pedro». El Papa Francisco estuvo con ellos confesando desde las 11.30 horas hasta las 12.45.

(RC-RV)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.