2014-05-26 Radio Vaticana

(RV).- Ante el Muro Occidental de Jerusalén, el Papa Francisco se detuvo algunos momentos en silencio orante, apoyando su mano derecha en el denominado Muro de las Lamentaciones y luego colocó en una rendija un sobre, con un papel en el que el mismo Obispo de Roma escribió personalmente la oración del Padre Nuestro, en español. Y explicó que lo hizo porque es la lengua en la que aprendió de su mamá a rezar esta oración.
Luego, el Papa escribió en el Libro de Honor, con el Salmo 122: «¡Qué alegría cuando me dijeron: «Vamos a la Casa del Señor»! Nuestros pies ya están pisando tus umbrales, Jerusalén», añadiendo: «Con estos sentimientos de alegría hacia mis hermanos mayores, he venido y he pedido al Señor la gracia de la paz».

(CdM – RV)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.