En la parroquia de San Esteban

VALENCIA, 2 FEB. (AVAN) .- Jubilados y personas mayores de la diócesis de Valencia han conmemorado hoy, lunes, el día diocesano de «Vida Ascendente», movimiento diocesano de apostolado seglar de personas mayores, con una eucaristía y la renovación de sus compromisos con la Iglesia.

La celebración ha tenido lugar este mediodía en la parroquia de San Esteban de Valencia, presidida por Jose María Taberner, vicario episcopal de Acción Caritativa y Social, según ha indicado hoy a la agencia AVAN Luis Sánchez, consiliario del movimiento.

Previamente, se ha desarrollado la bendición y procesión de las candelas que portaban los asistentes «como símbolo de la luz y durante la eucaristía ha tenido lugar la renovación de sus compromisos de amistad, espiritualidad y apostolado», según Sánchez, quien ha añadido que el día de Vida Ascendente se conmemora “coincidiendo con la festividad de San Simeón y Santa Ana, los ancianos que acogieron a Jesús cuando fue presentado en el Templo por sus padres”.

“Vida Ascendente” es un movimiento de apostolado seglar de personas jubiladas y mayores que “se ocupa de todo lo relacionado con la atención pastoral de los mayores, a la vez que les sensibiliza, como personas activas que son, sobre la extraordinaria función que todavía pueden desempeñar en la sociedad, en su familia y en la Iglesia, impulsándoles a una participación activa”, ha explicado Luis Sánchez.

“Vida Ascendente” fue creado en Valencia como movimiento diocesano en 1989 por el entonces arzobispo, monseñor Miguel Roca Cabanellas y sus miembros se integran en pequeños grupos de unas 15 personas que se reúnen periódicamente en las parroquias o residencias de mayores. Allí, “además de fomentarse la amistad entre los integrantes del grupo, éstos comparten sus vivencias, experiencias y preocupaciones a la vez que profundizan y perfeccionan su fe a través de encuentros, conferencias y cursos de pastoral”, ha añadido.

Asimismo, los mayores integrantes de “Vida Ascendente” se ponen al servicio de la Iglesia y de la sociedad a través de las parroquias y según su experiencia, capacidad y posibilidades, pueden impartir catequesis, participar en la pastoral de la salud y visitar enfermos y ancianos en sus casas o atender las oficinas parroquiales, entre otras actividades. (AVAN)

(Fotografías: M. Almela)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.