A las 19 horas, donada por el Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer

VALENCIA, 25 MAY .- (AVAN).- La casa natalicia de San Vicente Ferrer, conocida como el “Pouet” de San Vicente, ubicada en la calle del Mar de Valencia, acogerá mañana, martes, la entronización de una reliquia del santo, propiedad del Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer.
Se trata de “un fragmento óseo del santo, procedente de la localidad francesa de Vannes”, donde murió San Vicente Ferrer y recibió sepultura, según ha indicado hoy a la agencia AVAN el Lloctinent General del Capítulo, José Francisco Ballester-Olmos.

La reliquia será donada en depósito por el Capítulo con el fin de “revitalizar la casa natalicia como lugar de especial devoción y oración, como lo fue a principios del siglo XVI”, ha añadido.

Hasta ahora la reliquia, de aproximadamente dos centímetros de tamaño, ha sido conservada en un ostensorio en la sede del Capítulo de Caballeros Jurados, emplazada en el edificio del “Pouet”, desde que la recibió hace dos años de manos de un sacerdote valenciano, “quien nos la entregó con su autentificación” y “ahora quedará expuesto a todo el pueblo valenciano”.

Ceremonia de entronización

La ceremonia de entronización dará comienzo mañana, a las 19 horas, en la propia iglesia del “Pouet” de San Vicente, en donde “el Capítulo de Caballeros Jurados quedará constituido y formado en cuatro filas ante representantes de las corporaciones vicentinas de Valencia, siendo testigo el Capitán General de Valencia, Rafael Comas, presidente de honor del Capítulo, para hacerle entrega de la reliquia al prior provincial Martín Gelabert.

A continuación, el Caballero más antiguo hará entrega de la reliquia al Lloctinent General del Capítulo, José Francisco Ballester- Olmos, y éste al prior provincial.

A continuación, “se dará a besar la reliquia y será llevada a la conocida como Capilla del Nacimiento, en su relicario de orfebrería para colocarla dentro de una urna de estilo neogótico integrada en el “artístico retablo de madera y presidido por el cuadro de Vicente López que representa el nacimiento del santo”.

El Capítulo de Caballeros Jurados de San Vicente Ferrer fue constituido en el año 1966 y reúne a un “numerus clausus” de 70 hombres que, tras su juramento ante la Biblia y la reliquia de San Vicente Ferrer, reciben el tratamiento de Honorable Caballero.

El objetivo de la entidad es “la promoción del estudio, de la investigación y de la divulgación de la figura y la doctrina vicentinas, la potenciación de la devoción del Santo y la defensa de sus recuerdos materiales y monumentales”. Además, el Capítulo desarrolla su acción social en el Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer. (AVAN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.