2014-01-25 Radio Vaticana

 Al recibir al Centro Italiano Femenino, el Papa Francisco manifestó su deseo de que se abran ulteriores espacios de presencia y actividades de las mujeres, tanto en el ámbito eclesial como civil y de las profesiones. Si en el mundo del trabajo y en la esfera pública es importante la aportación más incisiva del genio femenino – dijo – esta aportación sigue siendo imprescindible en el ámbito de la familia, que para nosotros los cristianos no es simplemente un lugar privado, sino esa “Iglesia doméstica”, cuya alud y prosperidad es condición para la salud y prosperidad de la Iglesia y de la misma sociedad. Por lo tanto, la presencia de la mujer en el ámbito doméstico se revela más necesaria que nunca para la transmisión a las generaciones futuras de sólidos principios morales y para la misma transmisión de la fe.