Por la avanzada edad de sus religiosas, se trasladan a otras comunidades de España

BUÑOL, 19 SEP.(AVAN).- Las religiosas de la comunidad de la Sagrada Familia de Burdeos han abandonado su convento en la localidad valenciana de Buñol, tras 120 años de labor educativa, sanitaria y social en ella, debido a la “avanzada edad de la mayoría de las religiosas” y se han trasladado a otras comunidades de España, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la congregación religiosa.

La comunidad contaba con siete religiosas que se han trasladado, a comunidades de la misma congregación de Paterna (Valencia), Aranjuez (Madrid), Melgar de Fernamental (Burgos) y Navalmoral de la Mata (Cáceres),

La parroquia Nuestra Señora de los Dolores de Buñol acogió el pasado mes de julio una eucaristía de despedida y de acción de gracias de la comunidad en las que religiosas aseguraron que “después de 120 años compartiendo nuestra vida con el pueblo, no sin pena, tenemos que decirles adiós”.

La celebración contó con la asistencia de Arturo Ros, vicario episcopal de la zona; José Vicente Martínez, actual párroco de localidad; Luis Molina, anterior párroco; y los vicarios parroquiales. También acudió a la celebración de despedida el alcalde, Rafael Pérez. Al finalizar la misa, las religiosas firmaron en el libro de honor y después celebró un refrigerio.

Las religiosas de la Sagrada Familia de Burdeos llegaron a Buñol en el año 1896 para hacerse cargo de una clase de párvulos donde la afluencia de niños obligo a ampliar las instalaciones a los pocos años. Tras la Guerra Civil el centro educativo empezó a dar clases a niñas necesitadas y mejorando sus infraestructuras.

A partir del año 1968 el colegio se trasladó a otra zona y empezaron también las clases nocturnas junto a sacerdotes y Obreras de la Cruz hasta el año 1980, cuando el centro pasó a ser diocesano. Desde ese momento las religiosas se han centrado en su labor pastoral en la parroquia, en la catequesis, en el apoyo a Cáritas, en el cuidado de los enfermos y en la liturgia, entre otras actividades.

La congregación de la Sagrada Familia de Burdeos fue fundada en esta ciudad francesa en 1820 por Pedro Bienvenido Noaïlles con el carisma de “fortalecer y extender la fe y ser y hacer familia”. En la diócesis de Valencia tienen comunidades en Valencia y en Paterna. De igual modo, están presentas en diversas ciudades españolas y países de África, Europa y Asia.

(En la imagen, las religiosas tras su misa despedida)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.