Las misas del peregrino volverán a celebrarse a partir del sábado 31 de agosto

COCENTAINA 31 JUL. (AVAN).- Más de un millar de personas han participado, hasta la fecha, en la misa del peregrino que se celebra, cada sábado a las 12 horas, en el monasterio de la Virgen del Milagro de la localidad alicantina de Cocentaina, perteneciente de la archidiócesis de Valencia, con motivo del Año Santo Jubilar para obtener la indulgencia plenaria en este año Santo Mariano en Cocentaina.

Las misas del peregrino “se volverán a celebrar a partir del sábado 31 agosto, todos los sábados, para acoger al mayor número posible de peregrinos, después del mes de agosto en el que no habrá misas del peregrino por la coincidencia con las fiestas del pueblo y porque los párrocos se encuentran de campamentos con los grupos Junior”, según la Comisión para la propagación de la devoción a la Virgen del Milagro.

El Año Santo, que comenzó el pasado 5 de mayo, ha sido concedido a Cocentaina por la Santa Sede con motivo del quinto centenario del milagro ocurrido cuando el icono de su patrona lloró 27 lágrimas.

Desde la apertura del Año Santo han participado en las peregrinaciones grupos procedentes de la diócesis de Valencia, como la Escuela Gregoriana de Benimaclet; el movimiento de “Cursillos de Cristiandad” de Valencia; feligreses de la parroquia de Santa María de Cocentaina; la Hermandad de la Santa Cena de Benidorm; el Arciprestazgo de Utiel-Requena; y los Equipos de Nuestra Señora de Cocentaina, Ontinyent y Valencia, entre otros.

Los peregrinos, además del monasterio de Nuestra Señora del Milagro, regido por las clarisas, donde se venera la imagen de la patrona, la Mare de Déu del Miracle, han visitado también el Palacio Condal y la Capilla de San Antonio, lugar donde ocurrió el milagro.

Para más información se puede consultar la página web www.virgendelmilagro.es, así como llamar al teléfono 644 505 777 o a través del mail pelegrins@virgendelmilagro.es.

El conocido como Prodigio de las Lágrimas de la Mare de Déu ocurrió el 19 de abril de 1520 cuando el icono de la Virgen vertió 27 lágrimas de sangre en la Capilla de San Antonio del Palacio Condal de Cocentaina mientras el sacerdote Mossén Onofre celebraba la eucaristía, según consta en el acta notarial que se levantó tras el milagro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.