En la misa para las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, en la fiesta de su fundadora, Sta. Teresa de Jesús Jornet

VALENCIA, 26 AGO. (AVAN).- El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, ha asegurado hoy en una misa organizada por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Valencia, en la festividad de su fundadora, Santa Teresa de Jesús Jornet, que “la prisión más grande y terrible es no experimentar el amor de Dios” y ha añadido que “sólo hay libertad cuando se experimenta este amor”.

En la eucaristía, que ha tenido lugar en la Casa Generalicia de la congregación en Valencia, el prelado ha destacado en su homilía que Santa Teresa de Jesús Jornet (Lleida,1843-Llíria,1897) hizo de su vida “un “camino de generosidad y entrega, de amor y de libertad y encuentro con todos los hombres”.

Así como “Jesús nos pide que hospedemos a los que están sin techo, que vistamos a los desnudos, que ayudemos a los demás”, monseñor Osoro ha resaltado de las religiosas que “éste es vuestro camino, porque cuando alguien viene a vuestras casas no les pedís el carnet de identidad a ver qué piensan, no tenéis un registro, sino que veis a un semejante, a un hijo de Dios que necesita amor”.

Igualmente, ha subrayado que “ya es hora de que esta humanidad pase de la muerte a la vida amando a los demás hermanos como Dios los ama, porque no amar es permanecer en la muerte, es ser homicida” y ha destacado “la maravilla de ver este amor en el camino que recorrió santa Teresa de Jesús Jornet”.

Por último, monseñor Osoro, dirigiéndose a las hermanitas, ha señalado que “es una maravilla que el Señor os haya llamado a vivir este carisma” y ha precisado que “este mundo, esta Tierra y esta Historia necesita de mujeres como vosotras que hagan este camino de la generosidad y la entrega, haciéndolo como lo hacéis, sin daros importancia”.

La misa ha sido concelebrada por el obispo valenciano monseñor Vicente Juan Segura, titular de la diócesis de Ibiza, y por los tres capellanes de la Casa Generalicia, José Antonio Llorca, Ramón Fita y Juan Navarro, otros sacerdotes de la diócesis y el coro de la Casa General, formado por las hermanitas, las junioras y las novicias”.

Además, la misa “ha sido de acción de gracias por el decreto de aprobación de las virtudes heroicas del padre fundador de la congregación, Saturnino López Novoa, ahora venerable, cuya promulgación fue autorizada por el papa Francisco el pasado 8 de julio”, según fuentes de la congregación.

Por este motivo, al finalizar la eucaristía ha tenido lugar la lectura del decreto, traducido del latín al castellano, y monseñor Osoro, acompañado por las religiosas y los participantes en la misa, ha bajado a la cripta, donde descansan los restos del padre fundador. Allí, las hermanitas han cantado un himno y el Arzobispo, tras sus oraciones, ha firmado en el libro de peticiones a Saturnino López.

Santa Teresa de Jesús Jornet

Santa Teresa de Jesús Jornet nació en Aitona (Lleida) en 1843. Junto con el sacerdote Saturnino López Novoa, fundó la congregación en enero de 1873 y abrió su primer centro en Valencia, en la Plaza de la Almoina, en mayo de 1873.

Fue canonizada por el papa Pablo VI el 27 de enero de 1974. Posteriormente, el mismo Pontífice la proclamó patrona de la ancianidad en España el 24 de febrero del 1977, título que también posee en doce países iberoamericanos.

En España, Santa Teresa de Jesús Jornet es titular de dos parroquias, una en Valencia, en la calle Fray Junípero Serra, 57, y otra en Lleida, que fueron erigidas después de ser canonizada. Además, es titular de otras cuatro parroquias en países de Sudamérica.

(Fotografías: Alberto Saiz y Samuel Martos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.