En un relicario bajo una réplica del Santo Cáliz, quedará en la capilla de “la Coveta”
VALENCIA, 27 SEP. (AVAN).- El arzobispo electo de Madrid y administrador apostólico de la archidiócesis, monseñor Carlos Osoro, regalará mañana, domingo, a la Basílica de la Virgen un relicario en el que, bajo una réplica del Santo Cáliz sostenida por dos ángeles de plata, está incrustada una reliquia de san Juan Pablo II, en concreto, una ampolla con sangre del papa polaco.

Monseñor Osoro bendecirá y colocará el relicario sobre el altar de la capilla del Santísimo Cristo del Feliz Tránsito a la Gloria, más conocida como “la Coveta”, en la Basílica de la Virgen antes de dirigirse a la Catedral para presidir la misa de acción de gracias con la que se despedirá de la diócesis, según ha publicado el periódico de la diócesis PARAULA en su última edición.

“La reliquia de san Juan Pablo II la recibió monseñor Osoro de manos del que fue secretario del pontífice, el hoy cardenal arzobispo de Cracovia, Stanislaw Dziwisz,” han añadido las mismas fuentes.

La réplica del Santo Cáliz ha sido realizada en piedra y plata dorada y a los pies, en la peana, está la teca de plata, decorada con elementos de fundición, que alberga la reliquia de san Juan Pablo II. Asimismo, sobre la tapa trasera se ha cincelado el escudo del papa santo.

Igualmente, en la peana ha sido grabado el escudo y el lema episcopal de monseñor Osoro, “Per Christum et cum Ipso et in Ipso” (“Por Cristo, con Él y en Él”). Asimismo, ha quedado grabada la fecha de mañana, domingo. Todo el conjunto está recubierto con una campana de cristal.

La réplica ha sido realizada por la empresa valenciana Piró Orfebres y el diseño está inspirado en un relicario o expositor antiguo de la Catedral, que data del siglo XVII, que albergó el Santo Cáliz y que se perdió en la persecución religiosa del siglo pasado.

Según ha explicado el orfebre Gabriel Piró “monseñor Osoro quiso concretar en una pieza la veneración de la reliquia de san Juan Pablo II, y representar el Santo Cáliz, con el que también ofició en su visita a Valencia en el año 1982 y todo ello a los pies de Nuestro Señor, el Cristo de `la Coveta´, situado justo debajo del camarín de la Virgen de los Desamparados”. (AVAN)

(Fotografías: Javier Peiró)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.