2014-07-19 L’Osservatore Romano

«El terrorismo es una locura. El terrorismo solamente sabe matar, no sabe construir, destruye»: es lo que afirma el Papa Francisco en un videomensaje para recordar el vigésimo aniversario del atentado contra la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que tuvo lugar en Buenos Aires el 18 de julio de 1994.

Aquel día hicieron explotar una furgoneta llena de tritol en el estacionamiento del sótano del edificio de las oficinas de la Asociación. La explosión causó ochenta y cinco víctimas y más de doscientos heridos.

«A 20 años de la tragedia de la AMIA –dijo el Papa– quiero hacer llegar mi cercanía a la comunidad israelita argentina y a todos aquellos que son familiares de las víctimas, sean judíos o sean cristianos». Por lo tanto, recordando a «tantas vidas truncadas, las esperanzas destruidas, las ruinas» provocados por el vil atentado, el Pontífice exhorta a los argentinos a reflexionar acerca de los llantos provocado por esa tragedia y a no olvidarse, porque «somos muy proclives a archivar las cosas –explica en el vídeo– a no hacernos cargo de las historias, de los sufrimientos, de las cosas que podían ser bellas y no lo fueron». Por eso, –añade– «nos cuesta tanto encontrar caminos de justicia, para encarar la deuda» que dicha tragedia ha infligido en la sociedad.

«Que se haga justicia» es su llamamiento conclusivo antes de orar en sufragio de las víctimas y bendecir a sus familias.

El videomensaje se grabó con un teléfono celular de Claudio Epelman, director del Congreso judío latinoamericano –quien en los días pasados había visitado al Papa Francisco– y se difundió después a través de todos los medios de comunicación social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.