2013-12-04 Radio Vaticana

 En la plaza de San Pedro, volvió a resonar la oración por la paz, con un nuevo apremiante llamamiento del Santo Padre Francisco. Ante el trágico conflicto en Siria, rezó con los miles de fieles que acudieron a la Audiencia General por las cinco religiosas greco-ortodoxas y por todos los secuestrados, pidiendo que se siga orando y trabajando por la paz:

«Deseo invitar a todos a rezar por las religiosas del Monasterio greco-ortodoxo de Santa Tecla en Maalula, Siria, que hace dos días fueron secuestradas por hombres armados. Recemos por estas hermanas y por todas las personas secuestradas a causa del conflicto en curso. ¡Sigamos rezando y obrando juntos por la paz! Ave María, Reina de la Paz»

Maalula es escenario del violento conflicto sirio y las religiosas secuestradas, junto con otras del mismo monasterio citado por el Papa, permanecen en el lugar para atender a decenas de niños huérfanos a causa del conflicto. Los rebeldes del Free Syrian Army (Fsa) invadieron la localidad el pasado 5 de septiembre, derrotando a las tropas gubernamentales con el apoyo de la brigada al-Nousra vinculada a al-Qaeda. Después de tomar el control de Maalula, los islamistas han comenzado a profanar los edificios cristianos y mataron a tres jóvenes católicos. Toda la población cristiana, más de 3 mil personas, ha huido de sus hogares en busca de refugio, que ha encontrado en Bab Touma, el barrio cristiano de Damasco, mientras que algunos han llegado con sus familiares a El Líbano y otros han sido acogidos en los conventos de la Iglesia greco-católica de la zona.

(CdM – RV)