Invitación del Papa Francisco culminando las Jornadas Marianas

2013-10-13 Radio Vaticana
(RV).- «Dios nos sorprende siempre». Los muchos «sí» de María. El Año de la Fe en Roma vive con intensidad las jornadas marianas del sábado y de hoy. Este domingo por la mañana ante más de cien mil fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro alrededor de la estatua de Nuestra Señora de Fátima, el Papa Francisco presidió la Santa Misa. Fijando la mirada en María, “criatura humilde y débil como nosotros, elegida para ser Madre de Dios, Madre de su Creador”, el Obispo de Roma centró su homilía en tres puntos: Dios nos sorprende, Dios nos pide fidelidad, Dios es nuestra fuerza. El Papa pidió la intercesión de María para que “nos ayude a dejarnos sorprender por Dios sin oponer resistencia, a ser hijos fieles cada día, a alabarlo y darle gracias porque Él es nuestra fuerza”. Al final de la Misa Francisco leyó el acto de Consagración a Nuestra Señora de Fátima: «Nuestra Señora de Fátima, con renovada gratitud por tu presencia materna, unimos nuestra voz a la de todas las generaciones que te dicen beata». “Custodia nuestra vida en sus brazos».
Consagración a Nuestra Señora 
«Enséñanos -ha dicho el Santo Padre- tu mismo amor de predilección por los pequeños y los pobres, por los marginados y los que sufren, por los pecadores y los que perdieron el corazón». “Reúnenos a todos bajo tu protección y entréganos a tu amado Hijo, nuestro Señor Jesucristo».