Misa exequial, este lunes, a las 16 horas, presidida por el Arzobispo en la parroquia San Pascual Bailón, de El Perelló

VALENCIA, 24 OCT. (AVAN).- El sacerdote valenciano Francisco Javier Puchol Marco, que fue párroco de la pedanía suecana de El Perelló durante cuatro décadas, ha fallecido hoy a los 86 años de edad en su domicilio de Sueca.

La capilla ardiente quedará instalada precisamente en la parroquia San Pascual Bailón, de El Perelló, cuyo Ayuntamiento le había declarado “Hijo predilecto”.

Igualmente, la misa exequial por su eterno descanso tendrá lugar mañana, lunes, a las 16 horas, en la misma parroquia presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

Natural de la localidad de Sueca, Francisco Javier Puchol recibió la ordenación sacerdotal en Valencia en 1960 y fue párroco de San Pascual Bailón de El Perelló, desde 1964 hasta su jubilación en 2003.

Fue también miembro de la comisión diocesana de Turismo y Tiempo Libre desde 1997.

Recientemente, Francisco Javier Puchol Marco, había donado al Ayuntamiento de El Perelló su archivo fotográfico compuesto por más de 2.000 imágenes, que abarcan las cuatro décadas en las que fue párroco, y en las que recogió las costumbres y actos religiosos, culturales y sociales más relevantes.

En sus cuarenta años al frente de San Pascual Bailón, Puchol promovió, entre otras iniciativas, la construcción del nuevo templo parroquial de esa población, y de las ermitas de Les Palmeretes, El Pouet y el Recatí, además de la barraca que lleva su nombre y la puesta en marcha de una banda de cornetas y tambores.

En 2010, el consistorio de El Perelló le concedió el título de “Hijo Predilecto” en reconocimiento “a su labor realizada a favor de la religión, la historia, la cultura y el bienestar de la sociedad perellonera”, según explicó entonces el propio Ayuntamiento.

Puchol Marco, que cursó los estudios de Bachiller en las Escuelas Pías de Valencia, ingresó a los 18 años en el Seminario de Moncada, donde realizó los estudios universitarios de Teología y los de Filosofía, y fue ordenado sacerdote en Sueca, en 1960, por el entonces arzobispo de Valencia, monseñor Marcelino Olaechea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.