Una veintena de Cáritas parroquiales en la diócesis las sustituyen ya por los tradicionales economatos y las entregas de alimentos

VALENCIA, 19 SEP. (AVAN) .- Cáritas Diocesana de Valencia ha habilitado un nuevo sistema de ayuda a personas usuarias de la entidad, sin recursos y en riesgo de exclusión social, para la adquisición de alimentos, ropa y productos de primera necesidad, consistente en tarjetas bancarias prepago que ha puesto en marcha tras un acuerdo firmado con Caixa Popular.
Así, Cáritas ofrece un método sencillo para que las personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social puedan acceder a los recursos que la entidad determine para cada una de ellas y que irá reemplazando a los tradicionales economatos y entregas de alimentos.
El objetivo, es “dignificar cada vez más la ayuda que presta a las personas a las que atiende en todos sus proyectos”, según explican desde la entidad caritativa.
En la actualidad, una veintena de Cáritas parroquiales o interparroquiales han sustituido ya el tradicional economato o la entrega de alimentos por este sistema de tarjetas prepago de Caixa Popular y de otras entidades bancarias.

Mejora en la atención

En su deseo de mantener procedimientos de mejora continua en la atención a las personas y de facilitar el acceso a derechos básicos, Cáritas Valencia ha ido estableciendo a lo largo de los años diferentes modalidades de ayuda desde la entrega directa de alimentos y ropa hasta la puesta en marcha de economatos y tiendas de ropa de segunda mano, donde las personas pueden comprar los productos a precios muy bajos, y elegirlos según su gusto y necesidades familiares.
Ahora, “la entrega de tarjetas bancarias supone un paso más, ya que los usuarios pueden acudir a diferentes establecimientos para comprar los productos”. De esta forma, la entrega se hace de una manera “normalizada” y las personas en situación más vulnerable, que no pueden acceder a derechos básicos, como una alimentación o vestido adecuados, “pueden hacerlo de una manera sencilla y discreta”.
Con este nuevo sistema “las personas van al comercio de proximidad a comprar los alimentos y pagan con la tarjeta en la que les hemos cargado dinero según su realidad y necesidades familiares”, explican desde Cáritas Interparroquial de Cullera, una de las pioneras en ofrecer este servicio a las familias.
“Nuestro interés es siempre mejorar la atención y el acompañamiento a las personas y hacerlo de una manera más digna y adecuada para ellas”. Por eso, “este acuerdo con Caixa Popular es para nosotros muy valioso y deseamos que duradero”, ha explicado el director de Cáritas Valencia, Ignacio Grande.
La Tarjeta solidaria de Cáritas permitirá “conjugar diferentes acciones de promoción económica y la ayuda irá directa a las personas a las que acompaña tanto en los programas diocesanos como en las Cáritas parroquiales”. Por su parte, las personas beneficiarias de las ayudas tendrán mayor facilidad de pago y la posibilidad de acceder a cualquier comercio que acepte el pago con tarjeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.