El Arzobispo preside la misa exequial, este martes a las 10 horas en la Catedral

VALENCIA, 4 ENE. (AVAN).- El sacerdote valenciano Manuel Soler Espí, que fue canónigo de la Catedral de Valencia durante los últimos 25 años, falleció anoche a los 89 años de edad.

El arzobispo de Valencia, cardenal Antonio Cañizares, presidirá la misa exequial por su eterno descanso mañana, martes, 5 de enero, a las 10 horas, en la Catedral y tras ella, los restos mortales de Manuel Soler Espí serán inhumados en el Cementerio General.

Natural de la localidad valenciana de Agullent, Soler había recibido la ordenación sacerdotal en 1961 y fue vicario parroquial en Nuestra Señora de la Esperanza y San Roque, en el barrio valenciano de Benicalap, de 1962 a 1964 y de 1964 a 1967, respectivamente.

Posteriormente fue nombrado párroco de Santa María, en la localidad de Banyeres, donde permaneció de 1967 a 1974, y de La Asunción de Nuestra Señora, en Torrent, al frente de la cual estuvo de 1974 a 1978, años en los que, además, desempeñó el cargo de arcipreste.
Igualmente, Manuel Soler fue abad mitrado y párroco de la Seo de Xàtiva de 1980 a 1995 y durante 17 años vicario episcopal, primero en la Vicaría Safor-Marina-Valldigna, de 1978 a 1980, y luego ya hasta 1995 de la vicaría de Xàtiva.

Además, fue miembro del Consejo Presbiteral de 1989 a 1995 y desde diciembre de 1995 hasta la actualidad era canónigo de la Catedral de Valencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.