VALENCIA, 3 FEB. (AVAN).-

El sacerdote valenciano José Burgos Casares, incardinado en la diócesis de Segorbe-Castellón, ha fallecido hoy en su localidad natal, Alboraya.

La misa exequial por su eterno descanso tendrá lugar este viernes, a las 12 horas, en la parroquia de Alboraya, oficiada por el obispo de la diócesis de Segorbe-Castellón, monseñor Casimiro López, con quien concelebrará el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

José Burgos nació el 12 de febrero de 1931 y fue bautizado en la parroquia de La Asunción de Alboraya. Ingresó en el seminario de Segorbe en 1945, y se licenció en Teología por la Universidad Gregoriana. Recibió el presbiterado en la Concatedral de Santa María, Castellón, en 1966.

Desde entonces, desempeñó numerosos cargos en la diócesis de Castellón. Entre ellos fue profesor y Superior del Seminario Mater Dei; Delegado Diocesano de Ecumenismo; capellán del Colegio Universitario de Castellón; profesor de Religión en el Instituto “Francisco Ribalta”, y Capellán del Colegio Menor de Castellón.

Además, fue Teniente cura de la Santísima Trinidad de Castellón, párroco de San Bartolomé y San Jaime de Nules, Arcipreste de Nules y representante en el Consejo de Presbiterio, miembro del Colegio de Consultores y del Consejo Pastoral Diocesano, párroco de Santa María de Castellón, y Delegado de Misiones y Cooperación entre las Iglesias. Se jubiló en el año 2012.

El sacerdote valenciano Francisco Monsoriú Molíns ha fallecido hoy a los 89 años de edad.
Natural de la localidad valenciana de Meliana, había recibido la ordenación sacerdotal en Meliana en 1954.

La misa exequial por su eterno descanso tendrá lugar mañana, jueves, en la parroquia de Meliana, presidida a las 12:30 horas por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares.

Después de haber desempeñado diversos oficios tras su ordenación, Francisco Monsoriú viajó a Roma para ampliar estudios hasta que en 1969 fue nombrado párroco de la Asunción de Nuestra Señora de Lliria, en donde permaneció hasta 1993.

En 1978 recibió el nombramiento como vicario episcopal de la vicaría V de Lliria- Villar, Serranía y Ayora- Via Madrid, responsabilidad que mantuvo hasta el año 1990.

En 1993, fue designado párroco de la Colegiata de San Bartolomé y San Miguel Arcángel de Valencia, hasta 2007. Y, en 1998, fue nombrado miembro del Consejo Presbiteral hasta 2003 cuando pasó a ser el titular del arciprestazgo de Rufaza y en donde permaneció hasta 2006.

En el año 2007 alcanzó la edad de jubilación y pasó a ser párroco emérito de la Colegiata de San Bartolomé de Valencia .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.