Entre otras propuestas, tras la publicación de las Constituciones Sinodales

VALENCIA, 30 NOVIEMBRE. (DIÓCESIS DE VALENCIA) .- El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha anunciado hoy la realización de una “gran misión popular” en todas las parroquias e instituciones de la Iglesia para emprender “una acción misionera diocesana conjunta” para “salir a anunciar a Jesucristo y renovar la Iglesia” y reavivar la fe cristiana entre los valencianos, entre otras propuestas como fruto del Sínodo Diocesano, celebrado entre 2019 y 2021, y la publicación de las Constituciones Sinodales.

Así, en la presentación esta mañana de la nueva campaña de la Fundación Maides, “Al Amparo de Nuestra Madre”, en beneficio de personas con problemas de salud mental en situación de pobreza y exclusión social- el Cardenal ha hecho pública la aprobación de las Constituciones Sinodales- tras el Sínodo diocesano- que marcarán el “rumbo y futuro” de la Iglesia diocesana en Valencia.

Entre las propuestas que “nos ofrece el Sínodo” y que el Arzobispo ha enumerado figura desarrollar “una acción misionera diocesana conjunta”, donde estará la “gran misión popular” en la diócesis; elaborar y emprender un proyecto diocesano para la iniciación cristiana y catequesis, “para hacer cristianos de verdad” y reavivar la fe cristiana entre los valencianos; así como situar la Eucaristía y la Liturgia, en el centro de la vida cristiana, “porque Valencia es una diócesis eucarística”, en ella “tenemos el gran regalo que entraña el Santo Cáliz de la Última Cena”.

Igualmente, entre las acciones se incluirá la «renovación pastoral de la parroquia al servicio de la misión evangelizadora”; los presbíteros y diáconos, en la misión evangelizadora; el fomento de la caridad y la vida de la Iglesia; la vida consagrada en la misión evangelizadora de la Iglesia; los laicos en su tarea evangelizadora, con los jóvenes y las familias, y la mujer cristiana laica en la vida de la Iglesia; al igual que la defensa e impulso de la educación, la cultura, los medios de comunicación, universidades y colegios, entre otros centros de formación, para “llevar esperanza” y “hacer esa Iglesia en salida” para servir como apunta el papa Francisco, afirma.

Asimismo, el cardenal Cañizares ha recordado que el Sínodo diocesano se ha celebrado “abierto al futuro para renovar la Iglesia, la sociedad” y “superar la quiebra de humanidad que estamos soportando” y ello significa “salir en misión e ir adonde están los hombres y llevarles lo que necesitan”.

“Eso es salvación, la esperanza, para hacer una humanidad nueva, a la que quiere contribuir el Sínodo Diocesano para avanzar hacia adelante, que debe llevar a los valencianos, siempre siguiendo al Señor, a navegar mar adentro para hacer posible un nuevo estilo de vivir en nuestro mundo, caracterizado actualmente por una cultura en la que Dios no cuenta”.

Fundación Pauperibus y Comisión Diocesana por el Empleo, “signos de amor, fraternidad y caridad”

En ese sentido, “como signo de amor, fraternidad y caridad”, el Arzobispo de Valencia ha destacado también la creación de la Fundación Pauperibus de atención y ayuda a los pobres “en sus necesidades más perentorias” así como la Comisión Diocesana por el Empleo y de lucha contra el paro, constituidas por el impulso del Cardenal, quien ha destacado la necesidad de seguir trabajando en unidad, empresarios y trabajadores, “y avanzar siempre para hacer un mundo nuevo”, con el apoyo de las Administraciones, “caminando todos juntos para hacer un mundo nuevo y fomentar el bien común”.

Las Constituciones Sinodales han sido editadas por el Arzobispado, para una primera difusión a los sacerdotes y diáconos, en un libro que ha sido distribuido a cada uno de ellos. Integran, después de un prefacio y el decreto de promulgación, un total de once propuestas. Cada una de ellas parte de una primera orientación general que ilumina la segunda parte, constituida por las líneas de acción.

Asimismo, conforme ha explicado hoy el Cardenal, las fechas del comienzo y el final del Sínodo Diocesano y las de la publicación de sus conclusiones están singularmente vinculadas a santa Teresa de Jesús y san Vicente Ferrer. La fiesta litúrgica de la santa fue elegida por el cardenal Cañizares para abrir y cerrar el Sínodo Diocesano. El 15 de octubre de 2019 lo abrió y el 15 de octubre de 2021 lo clausuró, en ambos casos en sendas celebraciones solemnes en la Catedral. Igualmente, las constituciones sinodales vieron la luz el pasado lunes, 22 de noviembre, mismo día de 1399, cuando san Vicente Ferrer inició su magna predicación itinerante por toda Europa para salir al mundo entero a predicar el Evangelio.

Fotografía: El cardenal Cañizares, en la presentación de las Constituciones Sinodales (Firma: V. Gutiérrez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.