La Fiesta de San Nicolás, protector de la infancia y la familia, contará con un horario especial de celebraciones y retomará su popular fiesta infantil

VALENCIA 1 DIC. (AVAN).- La parroquia de San Nicolás, de Valencia, celebrará el próximo lunes, 6 de diciembre, la festividad del santo, invocado como protector de la infancia y la familia, que es titular del templo parroquial desde su fundación en 1238.

Con motivo de la Fiesta de San Nicolás, “el lunes se suprimen todas las visitas turísticas y la iglesia abrirá al culto con un horario especial, de 9 a 13:30 y de 17 a 19:30 horas, para rezar; se celebrarán misas a las 10, 11 y 12 horas, (solemne); y por la tarde se celebrará, a las 18 horas, un concierto y después habrá otra misa”, han indicado desde San Nicolás.

Además, “se ha preparado un programa musical especial durante todas las misas, de la mano de la Capilla Musical de San Nicolás y del Coro Studium Vocale y por la tarde tendrá lugar un concierto del ciclo ´Música para Adviento y Navidad` con la intervención del trío de trombón, trompa y órgano compuesto por David Alonso, Carles Rodrigo y Héctor Tarín”, han añadido.

Del mismo modo, “este año recuperamos la tradición de la fiesta infantil en la Plaza de San Nicolás, que comenzará a las 10 horas, con la bienvenida de los monitores a los niños, y que terminará a las 14 horas”. En esta fiesta “los más pequeños y sus familias podrán disfrutar de un gran parque infantil con hinchables, juegos, pintacaras, manualidades, música, danza, un mago itinerante y un mimo que hará globoflexia. La fiesta finalizará con pirotecnia y paella para todos los asistentes”.

Igualmente, “con esta celebración especial se quiere dar también visibilidad a la Obra Social que realiza la parroquia de San Nicolás, y que responde al espíritu del propio santo titular de ayuda a los más necesitados”, han señalado.

El ´Milagro de las tres doncellas`, origen de la figura de Papá Noel

La tradición narra que “San Nicolás, siendo un joven sacerdote, supo de la inesperada miseria de un padre y sus tres hijas y decidió remediar su desdicha. Y así fue como en el silencio de la noche, sin que nadie le viese, rodeó la casa, vio una ventana abierta y por allí arrojó una bolsa de oro, repitiéndolo durante tres noches, una por cada hija. Hoy en día, una noche al año, Santa Klaus (San Nicolás) también deja regalos a los niños sin dejarse ver, haciéndolos caer por la chimenea”, han subrayado desde el templo valenciano, y destacan que “las pinturas en las bóvedas de la iglesia recogen este episodio de la vida de San Nicolás, conocido como el ´Milagro de las tres doncellas`, que ha dado origen a la figura mítica de Papá Noel”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.