Han atendido a 310 mujeres y se han entregado 70 canastillas para bebés recién nacidos

VALENCIA, 3 DIC. (AVAN).- La Asociación valenciana para la Defensa de la Vida Provida ha duplicado el número de madres en riesgo de exclusión social que han sido atendidas con motivo de la crisis derivada del COVID-19.

Durante este año 2020 se han atendido hasta la fecha a 310 madres, prácticamente el doble que el año pasado cuando fueron atendidas un total de 158 mujeres, según han indicado desde Provida.

Además, han entregado un total de 70 canastillas con los enseres necesarios para los bebés recién nacidos y han tenido desde el inicio de la pandemia más de 250 peticiones de ayuda de manera online.

La asociación no ha dejado de ofrecer su ayuda durante la pandemia y gracias a la labor de los voluntarios y a la colaboración de Correos y Protección Civil, Provida ha podido continuar con su labor de recogida y distribución de potitos, leches y papillas y productos de higiene para los bebés. 

Por la pandemia, la situación de muchas madres y familias sin recursos está empeorando y las peticiones han ido en aumento. “La labor de Provida se ha vuelto más necesaria aún durante esta crisis sanitaria ya que los Servicios Sociales públicos estaban colapsados, ni siquiera cogían los teléfonos y en muchas ocasiones la única opción de ayuda para estas mujeres éramos nosotros”han explicado las mismas fuentes.

Según explican desde la asociación “en muchas ocasiones las madres se sienten cuestionadas cuando solicitan las ayudas públicas y se quedan sorprendidas de encontrar un lugar donde ven que todo es alegría y ayuda por la llegada de un nuevo bebé”.

El perfil mayoritario de las mujeres que solicitan ayuda suele ser de inmigrantes latinoamericanas e incluso africanas pero ante la situación actual ha aumentado considerablemente las peticiones de españolas.

La Asociación Valenciana para la Defensa de la Vida Provida, dedicada al acompañamiento de embarazadas y madres en riesgo de exclusión social, atiende a las mujeres y a sus bebés a través del “Programa de alimentación e higiene”, para el primer año de vida, y realizan ayudas puntuales de carácter material y también psicológico, médico y jurídico.

Ayuda material y acompañamiento psicológico, jurídico y médico

La ayuda que proporcionan a las madres se centra en las necesidades materiales de sus bebés, sobre todo de alimentación, higiene y ropa, para lo cual organizan campañas de recogida de productos en supermercados, denominadas “Operaciones Potito”. Sin embargo, por la situación de emergencia sanitaria actual no se pueden realizar estas iniciativas.

También se les ofrece acompañamiento psicológico, jurídico, pediátrico y ginecológico si lo precisan y organizan talleres sobre preparación para el parto, cuidados del bebé, alimentación y lactancia, entre otros.

Desde la asociación recuerdan que “todo tipo de ayuda es bienvenida” y hacen un llamamiento a las personas que quieran realizar cualquier donación de productos para bebés, así como la colaboración de personas voluntarias.

Actualmente, la sede de Provida, ubicada en la calle Joaquín Costa, 24, de Valencia, permanece abierta de 9 a 13 horas, con cita previa, llamando al teléfono 963201258.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.